Oración del Santuario

Tus hermanas y hermanos menores
tenemos nuestros ojos puestos en vos.
Porque necesitamos modelos.
Por eso, levantamos los ojos y te miramos.

Miramos tus manos
porque a veces la esperanza se nos paraliza
y no sabemos qué hacer.

Miramos tus labios
porque no siempre tenemos palabras
para decir lo que creemos.

Y contemplamos la llaga de tu frente
porque también nosotros
queremos andar con la frente en alto.

Aunque también, como a vos,
nos duelan un poco el amor
y la dignidad.
Amén.

Anuncios